GHGH

El clima

 

La cantidad de lluvia durante otoño e invierno influye en la cantidad de polen. 
Cuando llueve mucho durante esas estaciones, hay más agua subterránea, las plantas se desarrollan más y sueltan más polen. Si, por el contrario, ha sido un año de sequía durante esas estaciones, hay menos vegetación y menos floración, con lo que la cantidad de polen es menor.
Así, los años en que ha llovido o nevado mucho, se pronostica que habrá una primavera con más polen, y las personas alérgicas presentarán más síntomas.
Durante la propia estación polínica, cuando hay lluvia o humedad hay menos polen ambiental, ya que el agua lo elimina del aire. Cuando los días son secos y soleados, aumenta la concentración de polen.
El viento transporta polen hasta cientos de kilómetros de distancia. En barcos en alta mar, a 500 kilómetros de la costa, se ha podido captar polen. Según de la zona de donde venga el viento traerá polen de unas plantas u otras. En las ciudades hay poca vegetación, pero también suelta polen.
En las ciudades y zonas con más contaminación el polen tiende a ser más agresivo, más alergénico, da más alergia que el polen de las mismas plantas que crezcan en lugares con aire más limpio. Sin embargo, como el viento transporta pólenes de decenas de kilómetros de distancia, no podemos saber cuál es el origen del polen que respiramos en un momento determinado.
En BmPE actualmente medimos los niveles de pólenes en diferentes partes de la Ciudad de México y estamos creando una red nacional de detección de pólenes en colaboración con Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y el Politécnico Nacional (Departamento de Palinología).
Asimismo, estamos identificando los pólenes más frecuentes con el fin de desarrollar nuevos modelos de tratamiento contra las enfermedades alérgicas entre lo que se encuentra el desarrollo de vacunas hipoalergenicas.
La ciudad de México es uno de los lugares más contaminados del mundo.  Aunado a esto existen otros factores que agravan la problemática en esta mega ciudad como son las inversiones térmicas, la polinización y las infecciones respiratorias virales que ocurren durante la época de invierno causando efectos desastrosos en la salud de personas susceptibles. 
Con esta información le es posible a los pacientes tomar medidas preventivas para reducir la exposición a ellos y a la vez permite a los médicos iniciar el tratamiento sintomático a los pacientes en el momento oportuno.
En conjunto con el Centro de la Atmosfera, UNAM y el Departamento de Botánica, Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, IPN, hemos establecido la Red Mexicana de Aerobiología (REMA) con el fin de conocer la presencia de pólenes en México. Actualmente monitoreamos las concentraciones de pólenes en la ciudad de México, y Toluca.