GHGH

POLENES

Los pólenes son granos microscópicos que se forman en la flores de las plantas, y que sirve para que estas formen frutos y se reproduzcan. Son causa frecuente de alergia, y pueden dar síntomas agudos de asma, rinitis, conjuntivitis. También pueden causar inflamación interna crónica de los bronquios y la nariz y ojos, de manera que se vuelven más reactivos frente a otros estímulos como infecciones, ejercicio físico, cambios de temperatura, olores fuertes, etc. Los pólenes también pueden dar síntomas de piel, como urticaria y edema o inflamación.
La ciencia que estudia los pólenes se llama Palinología. Al estudio de polen en el aire se suele referir como Aerobiología.

Puede haber pólenes durante todo el año. La primavera es la estación en la que más plantas sueltan pólenes, pero durante el verano también son abundantes. En otoño hay plantas que sueltan polen durante una segunda fase, además de la primavera. Algunas plantas sueltan polen incluso durante el invierno. Así que la alergia al polen, aunque predomine en primavera, puede aparecer en otras estaciones del año.
Cada planta tiene su propia época de liberación de polen, su propia estación polínica. Las personas que saben que tienen alergia al polen de una planta concreta, deben informarse de cuál es la época en la que dicha planta suelta polen, pues es de esperar que empeore entonces.
Para informarse sobre alguna planta pregunte a su especialista con qué nombres puede conocerse. Por ejemplo, se puede encontrar información por el nombre corriente (olivo, ciprés), por el nombre en latín (olea, cupressus), o por el grupo de plantas (oleáceas, cupresáceas).